Volvo, una de las más tradicionales montadoras de automóviles del mundo, ha contractado Confidex para utilizar la tecnología RFID para responder a este desafío y para mejorar su producción automotora. Con la ayuda de más de 2 millones de tags inteligentes Volvo es capaz de rastrear sus activos en toda la línea de producción, desde soldadura y taller de pintura hasta el punto de montaje final. Más abajo fragmentos del comunicado de prensa.

 La compañía ha optado por una solución única para todo el proceso de producción. Antes, ella utilizaba tres métodos diferentes para la identificación y el rastreo de cada coche, y la tecnología de producción de código de barras era usada en la fabricación de tags RFID en el taller de pintura y grandes códigos de barras en el montaje final. Esto no era lo suficientemente confiable para obtener un proceso equilibrado en la fabricación, donde cualquier falla afectaba a todo el rendimiento de la fábrica.

Basada en la política de calidad y requisitos de rendimiento de Volvo, Confidex ha desarrollado una solución de etiqueta RFID UHF pasiva robusta, capaz de soportar las adversas condiciones durante todo el proceso de producción. Después de salir de la tienda de soldadura, las carrocerías pasan a la línea de pintura en un entorno más exigente para las tags utilizadas. En la pintura, el coche es sumergido en un baño de electrólito para prevención de la corrosión, seguido de varias capas de pintura y una serie de hornos para secamiento en alta temperatura. En estas condiciones, es crucial que la etiqueta RFID sea resistente para mantener su legibilidad y fiabilidad.
 
La tag elegida para satisfacer al proyecto de Volvo es Confidex Corona, montada sobre el chasis del coche ya en el comienzo del proceso de fabricación, de modo que la identificación se produce de forma fiable en todas las etapas. La tag Confidex Corona ha demostrado una excelente fiabilidad durante el proceso de fabricación del coche completo, a pesar de las condiciones complejas y difíciles.
 
«La producción automotora es una de las aplicaciones más desafiantes para la tecnología RFID, no sólo debido a su complejidad, pero también debido a sus requisitos intransigentes de alta fiabilidad. Alégrame que una marca Premium, como Volvo, ha confiado en nuestra experiencia para proporcionar una solución de tag para satisfacer a su demanda «, dijo Jarkko Miettinen, vicepresidente de ventas de Confidex.
 
«La industria automovilística en Brasil y en algunos países de las Américas es muy fuerte, y está constantemente en busca de ahorro de costes y mejoras de procesos. La tecnología RFID, en la forma implementada por Confidex, logra ambos objetivos», comentó el director general de la subsidiaria brasileña de Confidex, Alexander Dannias. «Ya tenemos clientes en la industria automotora utilizando nuestros productos en la región con un incremento importante. México, Argentina y Brasil están en nuestro enfoque para esta línea de productos, que se pupuede utilizar para la recepción y el control de las partes, inventario, control de producción, distribución, manutención e hasta lealtad «, concluye el ejecutivo.
 

Por Editorial

Deja una respuesta