Es posible que los bancos pueden reduzcan significativamente sus niveles de deudas incobrables, así como sus gastos de cobro, identificando fraudes potenciales y casos de abusos que no deben ser permitidos en la escena del cobro. La clave es la analítica avanzada combinada con la cooperación entre los departamentos de fraudes y riesgos, para detectar tempranamente las amenazas que de otra forma permanecerían invisibles hasta que sea demasiado tarde impedir las grandes pérdidas.

El artículo que publicamos a continuación describe los retos analíticos, operacionales y financieros involucrados en combatir el fraude y el abuso, así como las mejores prácticas que surgen y algunos resultados prometedores.

Acceda al artículo a través del documento adjunto

Por Editorial